Nueva avanzadilla en el Guadiana.

Primera avanzadilla en un lugar del río Guadiana al que le tenía ganas desde hace mucho tiempo, en esta sesión mi compañía sería inmejorable, Sara y el indomable Tango se harían cargo de permitir que ese fin de semana fuese bastante entretenido.

Tras mi salida del trabajo nos presentamos al par de horas en el puesto elegido, con la típica tensión de no saber si estaría ocupado, pero ahí estaba, entero para nosotros y para poder sacarle el mejor partido posible a esos días.

 

Como siempre mi primer paso en los sitios nuevos es el reconocimiento del lugar, el buscar y localizar andando posibles enclaves donde dirigir mis líneas, para mí esto es algo primordial puesto que así no dejo tanto en manos del factor suerte.
Suelo procurar la mayoria de veces cuando llego a un sitio que desconozco por completo, pescar con cada caña puntos muy diferente del pesquil, con el fin de poder sacar conclusiones durante las primeras 24 horas. Si a esto le sumo lo que durante ese tiempo he podido oír y ver en el agua durante esas horas, hace que me ayude bastante a poder mejorar mis posibilidades de hacerme con algunas capturas.

Todas las cañas estaban preparadas a base del cebo dulce de SV1 en forma de posturas equilibradas o levantadas del suelo un par de dedos, ya que pude observar varios puntos en los que dominaba el terreno de grava muy gorda, considerándo estos unos spot bastante interesantes.Durante esa primera noche pude oír como rompían el silencio en una zona poco profunda, y tras un par de horas de echarnos a dormir, algo despertó la sensibilidad de mi alarma, se trataba de una preciosa royal de armas tomar que dejaríamos para fotografiar al día siguiente.

A la mañana siguiente tras las fotos de la captura de la noche y su cura, había que desayunar fuerte para ejecutar el nuevo planteamiento para pescar el lugar, cañas fuera y vuelta a colocar en los puntos calientes.Al anochecer mi plan dio sus frutos, y de una zona de elevada subida de pendiente donde emergía el suelo con grava, se comió mi snowman equilibrado de SV1 esta preciosa royal que se convirtió en mi récord dentro de este río. La pelea fue bastante movida, llegando incluso a pensar que la tenía perdida, pero gracias a mi compañera que me ayudó con la sacadera, esta carpa pudo al fin reposar en mi moqueta. Al encontrarse la noche totalmente en calma y teniendo todavía una caña cerca de es punto caliente, decidí no molestarlas con la barca y confiar en que me valiese con esa postura para poder hacerme de nuevo con otro ejemplar.

Noche, cena, café, buena compañía… que bien se está cuando se está bien.
Solo quedaban unas horas para volver a casa, pero este maravilloso lugar quiso despedirse con un globito de común que tanto le gustan a tango, pescada entre unas coberturas de unos pequeños troncos.

Un saludo y buena pesca.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s